“Hemos vaciado el mar de peces, sacamos más peces del mar más rápido de lo que se pueden reproducir” expresó el Dr. Enric Sala, ecólogo marino y Explorador Residente de National Geographic, quien dio una conferencia a estudiantes de Aliat Universidades el pasado miércoles 13 de septiembre, en el marco del ciclo “Anticipando el mañana”.

“¿Son compatibles la conservación ambiental y el desarrollo económico?” fue el título de la charla donde el biólogo español compartió las razones por las que dejó su trabajo dentro de la academia para ir tras su sueño de explorar los mares más vírgenes y emprender el proyecto que se ha convertido en una misión para salvar los océanos, frenar la explotación de la pescy generar beneficios económicos a partir de la conservación de la fauna marina.

“Estamos contaminando el mar sobre todo con plástico, cada año recibe 8 millones de toneladas de plástico que contaminan el fondo y los peces están comiendo plástico, y nosotros estamos consumiendo ese plástico; además, el cambio climático está calentando el mar y haciéndolo más ácido, afectando así los arrecifes de coral”, así lo indicó Enric Sala y enfatizó que solo el 3% del mar en todo el mundo está protegido de la pesca.

“Hay países como México donde solo el 0.5% está protegido de la pesca. Chile ha llegado al 29% de la protección de sus aguas, Reino Unido al 30%, y en la República de Palaos (ubicada en el mar de Filipinas) se ha logrado el 80%, porque saben que van a sacar más dinero mostrando la vida marina a los turistas que van en diferentes momentos a fotografiarlos”.

Y es precisamente el caso de la explotación de la pesca industrial lo que hay que solucionar y pensar en formas sostenibles que además de permitir la producción natural de los peces, favorezcan a la empleabilidad por medio del turismo y a mejorar la calidad de vida de pescadores locales.

Enric comentó a los alumnos que cuando era estudiante también tenía sueños y aspiraciones, uno de ellos fue ser parte del equipo de Jacques Cousteau, el explorador francés quien fue el primero en hacer documentales sobre el mar.

“Yo estaba fascinado por su trabajo porque nos enseñaba esos lugares llenos de vida, con tiburones, focas, ballenas, arrecifes de coral extraordinarios y yo tenía ganas de ser buzo y conocer esos lugares. Pero me confundí cuando me metí al agua del Mar Mediterráneo y no había focas ni tiburones ni nada”.

Como investigador, dijo, escribió mucho sobre los impactos del hombre en el mar, “pero un día me di cuenta que lo único que estaba haciendo era reescribir el obituario del mar, estaba simplemente detallando cómo se moría, y me sentí como el doctor que te explica a detalle cómo te vas a morir, pero no te dice la solución”. Fue entonces que decidió cambiar el rumbo y dejar la academia para dedicarse a proporcionar esa cura que no existía: recuperar la vida marina.

Ese fue su gran sueño que ha convertido en realidad gracias a dos factores clave: tener muy claro que quería y prepararme constantemente y trabajar para conseguir mi meta.

“Tenía una pasión muy clara, sabía lo que yo de verdad amaba que es la conservación de la naturaleza. Mis padres me decían que estudiara para ingeniero y que mejor tomara como hobby la exploración de los mares. Entonces tener muy claro lo que uno quiere es importantísimo”.

Sobre el lema “Claro que puedo”, de Aliat, el biólogo español dijo que era una frase muy importante para no rendirse, ya que la vida a veces es como cuando vas en barco de vela, “tú quieres llegar a un sitio y puedes tener el viento en contra, pero si tienes muy claro hacia dónde vas y tienes perseverancia y trabajas duro y no dejas que los peros te afecten, vas a llegar a tu meta”.

Anticipando el mañana

Por ser un promotor de los cambios que pueden mejorar el futuro, Enric fue invitado por el director de Aliat Universidades, Leo Schlesinger, para encabezar la octava conferencia del ciclo denominado “Anticipando el mañana”, cuyo objetivo es promover la movilidad social a través de personajes que son ejemplo o referentes en diferentes ámbitos, ya sea del sector de negocios, social, de gobierno, medioambiental, etcétera, que nos abren la mente a diferentes opciones o maneras de hacer las cosas y que preparen a nuestros estudiantes para el cambio.