Si consideras que ya es momento de comenzar la etapa universitaria para acelerar tu desarrollo profesional, pero no tienes claro qué carrera estudiar, es importante que conozcas sobre algunos de los errores que más comúnmente cometen las personas al tomar esta decisión.

Y es que esto te ayudará a elegir de forma certera una opción académica que realmente empate con tus intereses, talentos, áreas de oportunidad y, por supuesto, metas.

Ten presente que, aunque ya cuentes con experiencia en el mundo laboral, escoger un título universitario no siempre es sencillo, por lo que debes prestar mucha atención a este paso.

Dicho lo anterior, ¿quieres saber cuáles son algunas de las equivocaciones que debes evitar al seleccionar qué carrera estudiar? Si tu respuesta es positiva, ¡sigue leyendo!

1. Pensar sólo en el “dinero” que puedes obtener

No es novedad que muchas personas han elegido su camino profesional sólo con base en la remuneración que podrían obtener en cierta profesión; sin embargo, debes saber que esto es un grave error.

Aunque una remuneración competitiva es importante, debes saber que ninguna carrera universitaria puede garantizarte buenos ingresos por sí sola, sino que el esfuerzo y la dedicación que tú pongas a tu licenciatura, combinadas con tu talento, serán la clave para que tengas éxito y logres tus metas.

Dicho esto, lo ideal es que elijas qué carrera estudiar pensando en tus capacidades y tus competencias más destacadas, y que tengas presente que tu estabilidad financiera estará en tus manos al egresar.

2. Elegir una licenciatura únicamente por tener mucha oferta laboral

Dado que ya cuentas con experiencia en el mercado laboral, debes saber que no siempre es sencillo obtener un empleo; no obstante, es fundamental que no escojas una opción académica sólo porque existen muchas vacantes para ésta.

Piénsalo, las industrias se transforman constantemente desde la llegada de la tecnología, por lo que aunque una licenciatura cuente con una gran oferta de empleo hoy, no puedes estar seguro de que mañana también la tendrá.

Así que si realmente quieres asegurarte de elegir una carrera que pueda brindarte un futuro próspero, debes enfocarte en cursar una licenciatura que empate con tu perfil.

Además, ten presente que, según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), la tasa de empleo de los adultos mejora según el nivel de formación que tienen, por lo que al egresar de la educación superior, sin importar cuál sea tu especialización, tendrás muchas más posibilidades de obtener el empleo que anhelas.

3. Decidirte por una opción que consideras “más fácil”

Aunque muchas personas afirman que existen carreras “fáciles”, la verdad es que esto está lejos de la realidad, sobre todo, por que cada una de las opciones académicas exige que sus estudiantes tengan diferentes capacidades, talentos y competencias.

Esto quiere decir que dependiendo de cuáles son tus habilidades y áreas de oportunidad, tendrás mayor o menor facilidad para ciertas asignaturas y carreras, más no significa que un título profesional en específico sea más sencillo de obtener que otro.

Además, debes tener presente que toda licenciatura representa un gran reto y si quieres crecer en todos los sentidos e impulsar tu futuro, debes estar dispuesto a afrontalo y dar lo mejor de ti cada día hasta conquistar tus metas.

4. Escoger por presión de familiares o amigos

Es cierto que la mayoría de las personas que te darán un consejo al momento de decidir qué carrera estudiar, lo harán con la mejor intención posible; sin embargo, elegir una licenciatura sólo por la presión que los comentarios de tus familiares o amigos ejercen, es un error grave.

Toma en cuenta que la decisión que tomes será muy importante para tu futuro, puesto que determinará el tipo de puestos a los que podrás acceder, la industria en la que trabajarás y los proyectos u otras oportunidades que tendrás a tu alcance.

Por otro lado, al ya contar con experiencia en el mundo laboral, te será un poco más sencillo identificar qué tipo de actividades te gustan y qué buscas en el ámbito profesional para los próximos años, por lo que nadie mejor que tú sabe qué es lo mejor para ti.

5. Seleccionar primero la universidad

Aunque las universidades son un factor muy importante al momento de obtener la formación superior, es importante que no sólo revises la oferta académica de una institución.

Y es que si optas por hacer esto, limitarás en gran medida las opciones académicas a las que podrás acceder y, sin darte cuenta, podrías elegir un título profesional que aunque sí te guste y empate contigo, no sea el más afín a tus metas y a tu perfil.

¡Listo! Como ves, elegir qué carrera estudiar, en ocasiones, puede parecer un poco complicado; sin embargo, no olvides que con paciencia y determinación lograrás tomar esta decisión de forma certera y abrirte muchas puertas para que tengas una mejor calidad de vida.

Como consejo final, asegúrate de que la opción académica que elijas esté disponible en la modalidad educativa que más empate con tus necesidades.

Por ejemplo, si planeas estudiar y trabajar, las Licenciaturas Ejecutivas son ideales para ti, ya que cuentan con horarios flexibles, la duración total de las carreras es menor a la de las tradicionales y tienen planes de estudio modulares, lo que quiere decir que sólo debes cursar un par de materias a la vez.

Así que ya sabes, comenzar la etapa universitaria y escoger una alternativa educativa afín a tus intereses, talentos, competencias y metas, ¡está en tus manos!

¿Te pareció interesante este material y te gustaría leer otros contenidos similares sobre la educación superior? En ese caso, ¡no dejes de seguir las entradas de nuestro blog! Nos encanta compartir información valiosa contigo.