Estudiar Ciencias de la Comunicación es una excelente opción para todos los jóvenes que busquen superarse y, sobre todo, acceder a una gran cantidad de oportunidades para crecer profesionalmente.

Sin embargo, a pesar de tratarse de una licenciatura muy atractiva y que puede ofrecer múltiples beneficios a sus estudiantes y egresados, existen muchos mitos alrededor de esta.

Debido a esto, si tienes entre tus opciones de formación estudiar Ciencias de la Educación, es importante que te preocupes por conocer lo más que puedas sobre esta carrera y dejar de lado los prejuicios.

Dicho esto, a continuación te mencionaremos 5 de esos mitos que en realidad no definen las características y potencialidades de esta oferta académica.

1. “Esta carrera sólo prepara presentadores y animadores de televisión”

Una de las mayores confusiones en relación a la carrera de Ciencias de la Comunicación es que ésta se enfoca en el mundo del espectáculo.

Si bien es cierto que un egresado de esta licenciatura puede hacer cobertura periodística de conciertos, premiaciones y otros eventos, eso no significa que sea un artista o celebridad como tal.

Por supuesto, existen comunicólogos que han aprovechado la exposición que han ganado a través de los medios masivos para incursionar en la actuación, el modelaje o la animación.

No obstante, eso no quiere decir que se trate de una carrera dirigida a los jóvenes que aspiren a desenvolverse en estas áreas, pues su contenido académico no está enfocada en éstas.

Lo que sucede es que al ser una licenciatura que ofrece una capacitación muy amplia y dinámica que instruye a sus alumnos sobre diversas áreas, sus egresados adquieren una gran diversidad de habilidades para desenvolverse en múltiples entornos.

Lo que sí es innegable es que al estudiar Ciencias de la Comunicación te convertirás en un profesional integral y competitivo.

2. “Esta licenciatura es fácil”

Luego de unos cuantos semestres cuando escuches una afirmación como ésta, pensarás, “¡qué equivocado está!”.

Sí, al estudiar Ciencias de la Comunicación tendrás que dar lo mejor de ti, puesto que no se trata de una carrera sencilla.

Como muchas otras licenciaturas, te llevará a estudiar una gran diversidad de contenidos especializados, especialmente las materias de Introducción a la Literatura, Teoría de la Comunicación y Sociología.

Además, cursarás cátedras que demandan práctica constante, como Locución y Géneros Periodísticos.

Incluso, contrario a lo que muchas personas creen, al estudiar Ciencias de la Comunicación también aprenderás sobre números y matemáticas, pues el área mayor de la carrera cuenta con la materia de Estadística.

Con esto no queremos decir tampoco que sea una opción académica difícil, más bien, la idea es que comprendas que, al igual que cualquier otra licenciatura, para obtener este título profesional deberás desarrollar múltiples habilidades y enfocarte en tu formación.

3. “Los comunicólogos sólo trabajan en los medios”

Esta es otra de las afirmaciones sobre la carrera de Ciencias de la Comunicación y sus egresados que está muy alejada de la realidad.

Como mencionamos anteriormente, la versatilidad y las múltiples competencias que adquieren los estudiantes de esta opción académica, hacen que ésta resulte realmente atractiva.

Por ese motivo, existen muchas otras fuentes de trabajo para estos expertos, además de los medios de comunicación masiva.

Por ejemplo, las agencias de marketing y publicidad son lugares en los que estos profesionistas pueden sobresalir y brindar grandes resultados.

Un comunicólogo tiene la capacitación necesaria para liderar y participar en proyectos de creación de marca, promoción y comercialización.

Sumado a esto, estos especialistas son buscados por agencias de comunicación que se encargan del manejo de imagen pública y el control de crisis comunicacionales.

Además, compañías de diferentes giros que quieran transmitir sus proyectos, ideas y mensajes a la colectividad necesitan contar con un departamento de comunicación corporativa o institucional, y ¿quién mejor que un comunicólogo para liderarlo?

4. “Los comunicólogos saben de todo un poco”

En este mito hay un poco de realidad: los licenciados en Ciencias de la Comunicación conocen sobre muchas áreas. Sin embargo, hay algo que no es cierto, de algunos ámbitos conocen más que “un poco” y, al contrario, son expertos, como:

  • Redacción.
  • Medios de comunicación.
  • Recolección y síntesis de información.
  • Producción de contenidos.

Además de esto, generalmente los comunicólogos tienen una área de conocimientos en la que se enfocan según sus talentos y preferencias hasta convertirse en expertos, como deportes, espectáculos o política.

5. “Las Ciencias de la Comunicación ofrecen únicamente ofertas de trabajo informales”

Una de las características de los expertos en Ciencias de la Comunicación es que tienen una vida profesional dinámica y proactiva.

De hecho, algunos se desenvuelven sin pertenecer a la nómina de alguna empresa en específico y, quizás, por eso algunas personas piensan que se trata de un oficio informal, pero lógicamente no es así.

Lo que sucede es que las competencias de estos profesionistas y la dinámica del mundo informativo les permiten desarrollar su vida profesional en diferentes espacios.

Es usual que un comunicólogo tenga un programa independiente en televisión o radio y, a la vez, realice trabajos de corresponsalía o externos para medios impresos, por ejemplo.

En esos casos, aunque no brinden sus servicios exclusivamente a una de esas organizaciones, lo cierto es que sí realizan trabajos formales, por lo que reciben una determinada remuneración e, incluso, nominaciones a premiaciones o reconocimientos.

¡Eso es todo! Estos son 5 de los principales mitos sobre estudiar Ciencias de la Comunicación.

Como ves, aunque algunas de estas creencias reflejan una imagen negativa de esta carrera, lo cierto es que se trata de una alternativa apasionante y que puede garantizarte una formación de calidad.

Eso sí, también es importante que valores que es una licenciatura exigente, que muchas veces demanda dar en esfuerzo extra, especialmente en cuestión de horarios de trabajo, así que debes preguntarte si ésta realmente responde a tu vocación.

De ser así, ¡perfecto! En el futuro cercano te espera un mundo profesional dinámico que te permitirá acceder a salarios superiores y muchas oportunidades para acelerar tu desarrollo.

¿Te pareció interesante esta lectura? Nos gustaría que nos des tu punto de vista, así que, ¡no dudes en escribirnos en la caja de comentarios!