Actualmente las ofertas de trabajo demandan cada vez más requisitos, uno de ellos es contar con experiencia laboral previa, situación que resulta compleja para quienes recién concluyen sus estudios. Pero no te preocupes, no es una regla establecida trabajar sin antes haberse titulado o egresado de alguna carrera; aunque, combinar estudio y trabajo al mismo tiempo, puede resultar complejo, pero no imposible. 

 A continuación, te compartimos algunos consejos para poner en práctica si decides realizar ambas actividades. 

Establece prioridades

Empezando por el manejo del tiempo, deberás planificar horarios específicos para destinar ciertas horas al estudio y ciertas horas al trabajo. No olvides que una organización adecuada para ambas actividades es fundamental, así que ten suficiente claridad y dale la importancia necesaria a cada cosa. Teniendo bien definidas y ejecutadas estas capacidades con el tiempo lograrás complementar perfectamente estudio con trabajo y viceversa.  

 

Te interesará: Trabajar para tener experiencia laboral antes de titularme, ¿es buena idea? 

 

Opciones para realizar ambas actividades 

Te recomendamos buscar un trabajo de medio tiempo que bien puede estar ligado a tu carrera, de esta manera puedes adquirir experiencia profesional en lo que te gusta hacer; otra opción es pertenecer a un programa de becas o realizar prácticas profesionales o un servicio social. Independientemente del tipo de trabajo que obtengas, sin duda, te ayudará a conseguir mejores oportunidades laborales. 

Una buena alimentación también es la clave del éxito

Estudiar y trabajar requieren de cierto grado de desgaste de energía, por lo tanto, es importante y necesario que, para realizar ambas actividades, goces de una salud estable y tengas una alimentación adecuada. ¿Qué necesitas? realizar como mínimo tres comidas al día en horarios establecidos, hidratarte con suficiente agua y dormir lo necesario para estar completamente al cien en tus actividades. 

Demuestra tu esfuerzo y dedicación

No pierdas el enfoque en cada caso, en cuanto a lo académico fíjate la meta de obtener el título universitario; y en cuanto al trabajo, ten siempre en mente que el objetivo sea la adquisición de experiencia profesional que te permita aspirar a mejores oportunidades laborales. De esta manera estarás cumpliendo a la par tanto metas académicas, como profesionales, obteniendo así un grado de satisfacción personal. 

 

Puede interesarte: Tips para concentrarte al trabajar y estudiar desde casa  

 

Independencia económica 

Muchos estudiantes se han enfrentado a una falta de recursos económicos para cubrir una licenciatura en su totalidad, sin embargo, la obtención de un trabajo previo a la culminación de la etapa escolar superior les ofrece el beneficio de percibir un salario para poder costear sus propios estudios, generando así independencia económica para no estar monetariamente sujetos del apoyo de padres o tutores. 

Recuerda que el camino académico no está peleado con la actividad laboral, al contrario, crear una combinación de estudio y trabajo ayuda a adquirir mayor experiencia laboral y a impulsar el desarrollo de capacidades y habilidades en la práctica profesional integrando lo aprendido, además, no olvides que puede ser beneficioso y muy bien recompensado en el futuro. 

Administrar el dinero en la universidad, ebook ULC