Saber cómo preparar buñuelos es indispensable para todo mexicano apasionado por la cocina. Se trata de una receta habitual tanto en las fechas patrias como en Navidad, y aquí te compartimos la receta de los buñuelos al estilo colombiano, igual de deliciosos que los que ya conoces.

De hecho, cualquier época del año es buena para disfrutar de estos ricos aperitivos, ideales para el postre posterior a una improvisada cena en pareja o una reunión familiar.

Curiosamente, aunque forme parte de los platillos y preparaciones típicas de las familias mexicanas, la realidad es que los orígenes del buñuelo se atribuyen a la gastronomía mediterránea.

Y es que es una de esas múltiples recetas que ha adoptado y, por supuesto, adaptado a nuestra gastronomía, considerada patrimonio inmaterial de la humanidad por la Unesco gracias, en parte, a su riqueza y capacidad innovadora.

Específicamente, el buñuelo llegó a la nación en la época de la conquista española y nuestros pueblos originarios no tardaron en ajustarlos a sus ingredientes y prácticas culinarias.

Entre otras cosas, sustituyeron el aceite de oliva, un clásico ingrediente del mediterráneo, por manteca.

Desde entonces, la preparación de esta receta se ha propagado y ya forma parte elemental del ideario culinario mexicano, y tú tienes que saber cómo prepararla.

Dicho a esto, a continuación te explicaremos de qué forma puedes preparar este dulce platillo en 3 prácticos pasos.

1. Reúne los ingredientes para el jarabe de piloncillo y los buñuelos

Lógicamente, para empezar necesitas tener a la mano todos los ingredientes necesarios.

En este caso, para que hagas unos buñuelos con sabor mexicano, también necesitarás ingredientes para hacer un jarabe de piloncillos. Específicamente requerirás:

  • 1 cono grande de piloncillo
  • 3 tazas de agua
  • 1 varita de canela
  • 6 guayabas
  • ¼ de cáscara de naranja
  • 1/3 cucharaditas de anís.

En cuanto a los buñuelos en sí, requieren:

  • 2 tazas de harina
  • 2 cucharadita de polvo para hornear
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 cucharada de mantequilla (previamente derretida y a temperatura ambiente)
  • 1 huevo
  • ¾ tazas de agua tibia
  • 2 tazas de aceite vegetal
  • 1 cucharadita de esencia de vallina.

No olvides tener contigo un extra de azúcar para espolvorear y el ingrediente que no falta en una receta: la sal.

¡Listo! Con estos ingredientes podrás hacer suficiente para unas 4 personas adultas.

En caso de que quieras darle un aroma especial a los buñuelos, puedes utilizar té de anís como sustituto del agua.

Para hacer este té —que difícilmente encontrarás en el supermercado— simplemente toma una cacerola y agrega 2 tazas de agua para después llevar al punto de ebullición y agregar las semillas de anís.

Antes de utilizarlo en la receta, cuélalo y enfríalo.

2. Elabora el jarabe

Cuando se trata de cómo preparar buñuelos, este jarabe es muy importante, especialmente si se le quiere dar un toque mexicano.

Para hacerlo, tan sólo deberás seguir estas 2 etapas:

I. Transforma el piloncillo en caramelo

Coloca el cono de piloncillo en una olla mediana junto con una taza de agua y calienta a fuego medio durante 10 minutos o hasta que se disuelva y adquiera la consistencia de caramelo líquido.

II. Cocina el resto de los ingredientes

Una vez obtengas el caramelo, sin apagar el fuego, añade con cuidado el resto del agua, el anís, la canela, la guayaba y la cáscara de naranja.

Tras mezclar un poco, espera a que llegue a punto de ebullición. Dejar enfriar durante unos minutos antes de ingresarlo al refrigerador.

Cabe destacar que este jarabe se conserva hasta 1 semana si está correctamente refrigerado, por lo que puedes hacer este paso varios días antes del siguiente, que es la preparación de los buñuelos como tal.

3. Haz los buñuelos

¡Llegamos al momento cumbre! Si quieres que el resultado sea perfecto, cumple al pie de la letra las siguientes etapas:

I. Prepara la masa

Toma un tazón grande y profundo y mezcla el polvo para hornear con la harina, la cucharada de azúcar y la sal.

Luego, forma un hueco en el centro y añade el huevo, la vainilla y la mantequilla derretida. Revuelve con intensidad y, a la vez, agrega el agua.

Para culminar, amasa unos 5 minutos o hasta que la mezcla esté lisa y suave. Cubre el recipiente y deja reposar durante 30 minutos.

II. Prepárate para amasar

Para optimizar el tiempo, prepara el espacio en el que le darás forma a la masa y culminarás este paso.

Específicamente, ten a la mano un rodillo, un plato grande con una toalla o bolsas de papel, harina extra para estirar y una sartén con aceite vegetal.

III. Dale forma a la masa

Con toda la masa disponible, forma 12 bolitas y luego estíralas en una superficie previamente enharinada. Emplea fuerza al utilizar rodillo para que el círculo a formar sea lo más delgado posible.

Después, da un estirón extra pulsando con una cazuela o tazón cubierto con una servilleta o manta. Estira con delicadeza los bordes, ya que son especialmente delicados.

Una vez formes todos los buñuelos, aguarda unos 5 minutos para que la masa se seque aún más. Mientras tanto, precalienta la sartén con aceite.

IV. Fríe

Fríe a fuego alto para que los buñuelos sólo tarden unos segundos en adquirir el tono dorado que los caracteriza.

Al sacarlos, coloca cada uno en un plato que esté cubierto con toallas de papel o cualquier otro material absorbente.

Finalmente, servir calientes o a temperatura ambiente, previamente espolvoreados con azúcar.

En cuanto al jarabe, puedes llevarlo en un recipiente aparte a la mesa, para que cada comensal se sirva conforme a su gusto.

¡Buen provecho!

Entonces, ¿aprendiste cómo preparar buñuelos? Se trata de una receta sencilla, ¿cierto?

Para que puedas perfeccionar la preparación de este platillo y muchos otros, puedes optar por cursar la carrera de Gastronomía, preferiblemente, o realizar un curso de cocina, como el de panadería y pastelería, por ejemplo.

Precisamente, antes de finalizar te invitaremos a leer otro contenido de nuestro blog que te explicará qué se necesita para ingresar al mundo académico de las artes culinarias. Para leerlo, simplemente entra al enlace:

Requisitos para entrar a estudiar Gastronomía