Si piensas constantemente en tu futuro y el de tu familia y te gustaría comenzar a construir un patrimonio para ustedes, ¡estás en el lugar indicado! En este artículo nos enfocaremos en hablar sobre algunos consejos para que logres hacerlo con éxito.

Eso sí, para empezar hablaremos de la importancia de que empieces a estudiar este tema y lo pongas en práctica.

¿Por qué construir un patrimonio familiar?

Aunque en la actualidad cuentes con un empleo y puedas hacerte cargo de tus gastos mensuales, es muy importante que siempre tengas en mente que el futuro puede traerte muchas situaciones imprevistas y debes estar preparado para enfrentarlas.

De ahí que la importancia de contar con un patrimonio familiar se base en tener seguridad para los años venideros. Al contar con bienes de tu pertenencia tendrás en qué apoyarte y garantizar tu estabilidad económica, aún en momentos de crisis o en los que no puedas continuar trabajando por alguna incapacidad o cualquier otra circunstancia.

Adicionalmente, toma en cuenta que al tener propiedades te sentirás mucho más libre financieramente, pues podrás hacer planes de vida que impliquen que no estés activo profesionalmente 100% del tiempo, por ejemplo, mudarte a otro país, tomar un tiempo de descanso e, incluso, retirarte tras años de mucho esfuerzo y dedicación en la posición que ocupas.

¡Bien! Ahora que seguramente ya tienes mucho más claro porqué te conviene comenzar a construir un patrimonio familiar, es momento de que hablemos de 5 consejos para que puedas hacerlo.

1. Define tus objetivos y tu plan de acción

Difícilmente se puede alcanzar una meta si ésta no está bien definida. Entonces, aunque establecer un objetivo de manera concreta puede parecer intimidador, es una parte clave.

Para esto, lo principal es que cuides que el propósito que tengas en mente sea realista, medible y específico. Esto quiere decir que no basta con que pienses en iniciar tu patrimonio familiar, sino que es importante que analices exactamente cómo te gustaría que éste se conformara, de qué manera evaluarás tu progreso para conquistar este objetivo y, sobre todo, es fundamental que te propongas realizar algo que realmente está en tus manos. 

Una vez que tengas la respuesta a estas cuestiones, lo siguiente será que dividas tu meta en pasos, los cuales también deben de ser muy concretos y tangibles. Esto, precisamente, será tu plan de acción. Lo que sigue dependerá únicamente de ti y de tu compromiso, pues deberás dar todo de ti para que cada fase que hayas planeado pueda volverse realidad.

2. Comienza a ahorrar

El siguiente consejo para que puedas construir un patrimonio familiar muy pronto es que empieces a ahorrar. Sí, aunque empezar a guardar cierta cantidad de tus ingresos pueda sonar imposible, es importante que comiences a hacerlo.

En realidad, no existe un monto exacto que todas las personas deben almacenar, sino que depende mucho de tu capacidad económica. Puedes empezar, por ejemplo, probando con destinar al ahorro el 10% de tu sueldo y depositándolo directamente en una cuenta bancaria que no vayas a utilizar para ningún pago.

Lo importante en este punto no es la cantidad, sino el gran compromiso que tengas con esta meta. Mientras busques generar un sueldo estable, guardar el porcentaje que hayas acordado contigo mismo y con tu familia, y no utilices el dinero para ninguna circunstancia hasta que sea el momento adecuado, lograrás muy buenos resultados.

Lógicamente, si tu familia atraviesa una situación de máxima emergencia podrás utilizar una parte de los ingresos que hayas almacenado, así que no debes preocuparte demasiado por este tema.

Otro punto muy importante en relación al ahorro es que debes comenzar el hábito de gastar sólo en cosas que tengas planeadas y que sean necesarias. Entre más evites las compras impulsivas, tus finanzas serán más saludables y te permitirán crecer en mayor medida tus ahorros.

¡Tranquilo! Esto no se logra de un día para el otro, pero tener un documento en tu computadora o en tu celular en el que comiences a registrar con cuanto dinero cuentas y cómo lo utilizas será el primer paso para que puedas hacerlo.

3. Invierte tu dinero de manera inteligente

Aunque ahorrar es muy importante si quieres comenzar a construir un patrimonio familiar, la realidad es que no es suficiente. 

Y es que ten presente que existen factores como la inflación que provocan que el precio de los productos y servicios aumente con el tiempo. En caso de que no hagas que el dinero que guardes crezca, posiblemente en el futuro no será suficiente para que logres las metas que tienes en mente.

La respuesta entonces está en la inversión, ya que de esta manera podrás hacer que tu dinero tenga un buen rendimiento con el paso de los años. Para esto, existen muchas opciones, por ejemplo: comprar una propiedad y rentarla, adquirir monedas de otros países y luego intercambiarlas buscando alguna ganancia, entre otras cosas.

Eso sí, una de las alternativas que puede producir mayores ahorros para ti es obtener un título profesional, invirtiendo en tu propio desarrollo para tener mejores trabajos que te permitan aspirar a un salario mucho más competitivo e impulsen tu perfil laboral para acceder a posiciones de alta responsabilidad.

¿Te preguntas qué podrías estudiar en la universidad? Te recomendamos ampliamente leer este material: Las mejores carreras para estudiar mientras trabajas. Toma en consideración que hoy muchas instituciones educativas ofrecen la modalidad de Licenciaturas Ejecutivas, la cual cuenta con horarios flexibles y programas académicos con una duración menor a la de los tradicionales.

4. Controla tus deudas

Este punto cobra una importancia muy grande cuando se habla sobre empezar un patrimonio familiar. Esto se debe a que por más esfuerzos que hagas para desarrollarte como profesional y ahorrar e invertir parte de tus ingresos, nada será suficiente si no aprendes a controlar tus deudas y gastar únicamente la cantidad que tienes disponible para hacerlo.

Y es que si, además de tus gastos fijos, tienes una cantidad más que pagar mes con mes, difícilmente podrás adquirir una propiedad en los próximos años. 

5. Sé paciente

Construir un patrimonio familiar toma años. Por esa razón, es fundamental que en el camino mantengas una actitud positiva, siempre recuerdes tus metas y nunca dejes de creer en ellas.

Trata de comunicar a toda tu familia, amigos y personas cercanas qué es lo que esperas lograr en el futuro y cuáles son tus planes para lograrlo. Con su apoyo siempre será mucho más fácil que mantengas el compromiso y, sobre todo, la paciencia necesaria para ver como poco a poco construyes esta importante meta en tu vida.

¡Listo! Hasta aquí ya leíste 5 valiosos consejos para construir un patrimonio familiar con éxito. Lo único que falta es que definas tus objetivos y comiences a trabajar en tu plan de acción desde hoy.

¿Te gustaría leer contenidos similares a este? ¡Sigue las entradas de nuestro blog!