La constitución mexicana tiene una historia extensa e interesante y hay muchos datos acerca de ésta que todo ciudadano debe conocer.

Si quieres ampliar un poco tu cultura general y comprender mejor la raíz de nuestro sistema jurídico o, simplemente, refrescar algunos conocimientos, ¡no te pierdas estos datos sobre nuestra norma fundamental!

1. Nombre oficial

Parece un detalle menor, pero vale la pena mencionarlo, ya que generalmente no nos referimos a nuestra norma fundamental por su nombre completo y oficial.

Aunque simplemente solemos decir “la constitución” o “la constitución mexicana”, su verdadero nombre es la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Este aspecto es clave, pues señala cómo es el ordenamiento jurídico y político de México. Si bien, como la mayoría de los países, se rige por un Gobierno Federal, existen autoridades autónomas y con distintas competencias en los diferentes estados y municipios.

2. Fecha de promulgación

Este es otro aspecto fundamental, que además demuestra una de las características singulares de la Constitución mexicana: su longevidad.

Y es que nuestra norma fundamental tiene más de 100 años de historia, pues fue promulgada el 31 de enero de 1917 por el Congreso Constituyente, sustituyendo a la Constitución de 1857.

Los debates para la aprobación de la actual Constitución, que es la tercera que tiene el país desde su independencia, comenzaron formalmente en Querétaro, el 11 de diciembre de 1916.

Si bien la aprobación se dio finalizando el mes de enero de 1917, comenzó a regir a la legislación mexicana en el mes de mayo.

3. Reformas

¿Acaso pensabas que la constitución mexicana ha permanecido intacta desde su promulgación? En estos más de 100 años ha experimentado múltiples cambios, algunos puntuales y otros más amplios.

Estas modificaciones son normales en las constituciones modernas, pues es parte del fortalecimiento jurídico de los derechos humanos, los cambios geográficos y territoriales y el crecimiento del sistema de justicia y sus entidades, entre muchas otras cosas.

En el caso de la mexicana, desde 1917 hasta ahora ha experimentado más de 700 reformas.

Ahora que sabes que la constitución ha experimentado tantas reformas, probablemente te preguntes “¿es difícil estudiar Derecho?”.

Realmente puede ser tan compleja como cualquier otra carrera universitaria de calidad. Aunque puede tener una historia más longeva que otras y demanda el estudio de extensos textos, esto no quiere decir que debas aprender todo esto de memoria.

Simplemente, un estudiante de Derecho tiene que comprender el sistema político y jurídico de México y la forma en que éste ha evolucionado cambiado.

Luego, para dudas y casos puntuales, puede acudir a la constitución y a cualquier otra norma o código jurídico para realizar consultas o hallar artículos y estipulaciones en los que basar sus argumentos.

¡Muy bien! Estos son algunos de los datos fundamentales sobre la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que está resguardada (la versión original) en la bóveda de seguridad del Archivo General de la Nación.

Si este artículo te pareció interesantes y quieres leer otros contenidos similares, te invitamos a leer este artículo que habla sobre lo que se aprende en la carrera de Derecho. ¡Te esperamos!