El Derecho es un área de conocimiento humano que se encarga de estudiar las normas que regulan la conducta de las personas, así como los órganos del Estado, sus facultades, obligaciones, composición y estructuración.

Por esa razón, podemos decir que el enfoque principal de esta disciplina está en los diversos actos o situaciones que se van presentando dentro de diversas interrelaciones sociales propias de las sociedades, como en la que nos encontramos actualmente, donde se vinculan personas, comercios, empresas, autoridades y, adicionalmente, otros países, y ciudadanos y entidades de otras naciones.

Ahora bien, el Derecho se encarga de analizar no sólo la normatividad que se aplica a todos las personas y lugares que hemos mencionado, sino que además es su labor observar la actividad social y judicial que se presenta cuando surgen conflictos en los que se requiere de la interpretación y aplicación de reglas específicas.

En resumen, los abogados deben tener una amplia vocación por profundizar en las relaciones humanas, la convivencia y la búsqueda de cohesión social. Todo esto con la meta de asegurar la existencia del ser humano en comunidad, haciendo vida común, permitiéndose sobrellevar la vida en conjunto con otros seres humanos con intereses distintos o similares y reconociendo la existencia de una finalidad común y superior a la de cada persona.

Eso sí, aunque todo esto que hemos dicho hasta ahora se engloba dentro del ejercicio de la ley en general, la realidad es que existen diferentes especializaciones del Derecho entre las que puedes elegir si optas por dedicarte a éste en el futuro.

Precisamente, hemos desarrollado este artículo con ayuda de Eduardo de Luna Gaona, experto en este tema, para ayudarte a entender un poco mejor qué ramas de conocimiento tiene el Derecho y qué retos podrías enfrentar al estudiarlas y ponerlas en práctica.

Si te interesa aprender de este tema para tomar decisiones con respecto a tu futuro profesional, ¡no dejes de leer!

1. Derecho corporativo

Éste analiza los aspectos legales de grupos o agentes económicos en sus interrelaciones con otros grupos y con las autoridades, todo orientado hacia su eficiencia y a que sus actividades estén apegadas a las normas y no tener problemáticas legales.

2. Derecho Penal

Esta especialización del Derecho está orientada a los delitos, las sanciones y los procesos, las salidas alternativas y la forma de reinsertar a la vida social a personas que llegan a cometer conductas que la ley reconoce como crímenes propiamente hablando.

3. Derecho Gubernamental

Aquí se incluye todo lo relacionado con las funciones jurisdiccionales, legislativas y administrativas del Estado. Dicho esto, te imaginarás que esta área de especialización es muy basta, y que puede abrirle muchas áreas de oportunidad a los abogados.

Esto, principalmente, se debe a que los gobiernos requieren de profesionales que atiendan a un principio de legalidad o respeto a las leyes de alto nivel.

4. Derecho Familiar

Esta rama del Derecho se caracteriza por que tiene al interés superior del menor, la protección de las parejas, el combate a la violencia intrafamiliar y algunos otros temas relacionados a la unidad de la familia en su agenda prioritaria.

5. Derecho Laboral

Cuando se habla de esta especialización, se refiere a la asesoría y representación en juicios de patrones, trabajadores y agrupaciones sociales del ámbito laboral, para la defensa de sus respectivos intereses.

6. Investigación Jurídica

Ésta es detonante del desarrollo del Derecho, de su evolución y de su progresividad. El resultado de esta especialización son aportes que pueden impactar de manera positiva a todas las ramas o materias jurídicas. En otras palabras, esta rama se centra en la generación y estudio de ideas y propuestas que ayudan a definir las leyes, los actos jurídicos y, en realidad, el funcionamiento de la sociedad.

¡Bien! Ahora ya hablamos de algunas de las principales especializaciones de Derecho; sin embargo, está claro que existen muchas más ramas de esta disciplina, como las del área civil, mercantil, administrativa, bancaria, aduanera, bursátil, económica, fiscal, internacional, entre otras.

Por último, vale la pena hablar sobre algunos de los retos a los que podrías enfrentarte en caso de que te decidas por cursar la carrera de Derecho en el futuro y alguna de sus especializaciones.

Piensa que, por ejemplo, las nuevas generaciones deben hacerle frente a la forma misma de la sociedad electrónica, la cual tiene todo el conocimiento a la mano gracias al desarrollo de las tecnologías de la información; pero que, sin embargo, está acostumbrada a lo inmediato, algo que no permite llegar a conocimientos profundos sobre las cosas y las situaciones, y al porqué de un acontecimiento.

En sí, los jóvenes en los últimos años están más preocupados por cumplir formalmente con sus actividades, que con adquirir conocimiento profundo que les permita posteriormente tener criterio profundo, entender la forma de funcionamiento del sistema legal, y no aprender simplemente a pasar por éste.

El gran reto, en palabras de Eduardo de Luna Gaona, es “que los estudiantes del Derecho, por medio de las Tecnologías de la Información, se permitan concentrar un conocimiento detallado de las bases y la teoría del Derecho, para así posteriormente poderlas aplicar en el mundo real, proponiendo nuevos sistemas y eficientando los sistemas legales.

Siempre recuerda que esta disciplina tiene una gran relevancia para las personas, ya que básicamente busca asegurar la existencia misma de la sociedad, a través de normas que permitan la convivencia.

¿Tienes alguna duda sobre lo que leíste en este artículo? En caso de que quieras compartir algo con el resto de la comunidad o necesites preguntarnos algo al respecto del tema que desarrollamos, ¡escríbenos en la sección de comentarios! Nos encanta poder compartir información de valor contigo.

Agradecemos la participación de Eduardo de Luna Gaona, licenciado en Derecho, maestro en Derecho, especialista en Derecho Fiscal y doctorante en Derecho, para poder crear este material.