¿Alguna vez te has preguntado si cursar la carrera de Nutrición es para ti? Si tienes alguna duda sobre qué aprenderás si decides estudiar esta licenciatura, sigue leyendo este artículo y despejaremos muchas de éstas con información valiosa.

Para empezar, debes saber que el objetivo de un nutricionista es enseñar y mostrar a las personas cómo mejorar para tener una alimentación balanceada y un estilo de vida saludable.

No es un secreto que uno de los principales problemas de salud pública a nivel mundial tiene que ver con el estilo de vida sedentario, es decir, las personas cada vez hacen menos actividad física y tienen una alimentación, muchas veces, poco balanceada.

Ten en cuenta que un profesional de la Nutrición puede atender tanto a pacientes sanos como a pacientes que presenten alguna alteración en su alimentación, brindando orientación, dietas y procedimientos específicos para tratar algún trastorno alimenticio ofreciendo mejoras en la calidad de vida.

Si decides estudiar Nutrición tendrás la capacidad de tener conocimientos sobre:

  • Cómo los nutrientes de cada alimento son procesados por el organismo
  • Diagnosticar enfermedades asociadas a la alimentación
  • Diseñar dietas de alimentación específicas basadas en un diagnóstico nutricional
  • Cómo la genética cumple un rol fundamental para determinar la condición física y su relación con los alimentos
  • Informar sobre el papel que cumplen los nutrientes en la prevención de enfermedades
  • Comunicar la correcta higiene de los alimentos
  • Ayudar en casos de trastornos alimenticios como la bulimia, anorexia, obesidad, entre otros
  • Proponer proyectos e intervenciones a nivel de política y gobierno en salud pública
  • Asesorar a instituciones a la correcta elaboración de un menú.

Como esos, existen muchos más beneficios relacionados con estudiar Nutrición. Uno de los más relevantes es el estudio de los nutrientes de cada alimento para gozar de una buena salud.

Además de estos, también tendrás conocimientos en materias como Biología, Epidemiología, Higiene de los Alimentos, Tecnología de los Alimentos y Evaluación Nutricional.

Con respecto al ámbito laboral, existen muchos caminos a los que puedes optar. Desde trabajar de manera autónoma e independiente hasta trabajar con grandes empresas e instituciones. Puedes formarte y enfocar tu conocimiento en una rama específica de la Nutrición, como por ejemplo: Nutrición Geriátrica, Nutrición Deportiva, etcétera.

También puedes desarrollar y aplicar la Nutrición en distintas áreas, como la docencia, en donde puedes impartir capacitaciones o clases sobre temas de alimentación. O puedes participar en un equipo de investigación científica en donde estudien el aspecto y comportamiento de distintos alimentos.

Mientras que en la industria, por ejemplo, puedes desarrollar un papel importante donde se produzcan alimentos. Y por si no lo sabías, los restaurantes deben contar con la asesoría de un nutricionista.

Lo mejor de estudiar Nutrición es que podrás engranar muchas facetas entre el trato con las personas y tu conocimiento sobre cómo funciona el cuerpo humano.

Ahora que ya sabes lo que aprenderás si estudias Nutrición, si te apasiona todo sobre la alimentación y además quieres ayudar a mejorar la calidad de vida de los demás, creemos que esta es la carrera para ti. Si aún tienes dudas, ¡te invitamos a leer nuestro ebook que detalla todo lo que necesitas saber sobre la carrera!