De entre todas las carreras que existen, sin duda, la licenciatura en Nutrición es una de las más relevantes para el mundo en general. Así que si sueñas con estudiar una opción académica que, además de brindarte grandes oportunidades de desarrollo y nutrirte de conocimientos, te permita tener una influencia positiva en las personas y su calidad de vida, ¡ésta puede ser la ideal para ti!

Eso sí, antes de tomar una decisión sobre cuál es el título profesional indicado para ti, es fundamental que conozcas a profundidad tus alternativas y que descubras si son afínes a ti.

Precisamente, en esta ocasión hemos escrito este artículo con ayuda de una experta en la materia para que conozcas a ciencia cierta cuál es la verdadera importancia de la Nutrición. Al conocer sobre esto, te será mucho más sencillo descifrar si se trata de la carrera que más empata con tus intereses, talentos y metas.

¿De qué trata la licenciatura en Nutrición?

Para poder entender de forma más sencilla cuál es la relevancia de una licenciatura o campo académico, primero es necesario entender a profundidad de qué trata. Por eso, empecemos por hablar sobre los aspectos más básicos de la carrera de Nutrición.

Sobre esto, debes saber que este titulo profesional trata sobre los beneficios que se pueden obtener de una necesidad básica: la alimentación. Adicionalmente, muestra a quienes la estudian métodos preventivos que pueden mejorar la calidad de vida de las personas por medio de la generación de hábitos.

Incluso, quienes egresan de esta carrera permiten que las comunidades puedan reducir sus gastos en salud, a través de la reducción de complicaciones en diversas enfermedades. Eso sin contar que el plan de estudios de la carrera de Nutrición forma a sus alumnos para promover un estado de salud óptimo en quienes los rodean y apoyar en causas como la desnutrición, teniendo información de qué alimentos pueden consumir los individuos de cierto lugar según la región en la que viven, sus necesidades y su situación económica.

Por otro lado, quienes deciden dedicar su vida a la Nutrición también aprenden a realizar labores dentro de campos industriales, ya que se tienen comedores que están dirigidos por profesionales de esta área académica. Y es que en la universidad se instruyen sobre cómo un régimen alimenticio puede aumentar el rendimiento del personal de una empresa y, por lo tanto, la calidad de servicio que ésta ofrece.

¿Por qué es importante la Nutrición?

Si leíste los puntos anteriores de este artículo, seguramente ya tienes claro la gran importancia que tiene la Nutrición como carrera, pero es momento de que hablemos más a detalle sobre esto.

Comencemos por decir que la relevancia de este campo de estudios está en la prevención y en la educación que los profesionales de ésta brindan. Y es que, a pesar de que muchas personas consideran que lo más destacado de quienes ejercen esta rama de conocimientos es su capacidad de asignar regímenes alimenticios a sus pacientes, la realidad es que su labor va mucho más allá de esto.

En realidad, los nutriólogos enseñan a las personas a alimentarse correctamente y a elegir sus alimentos y la cantidad que deben consumir. Esto permite, por ejemplo, prevenir todas las enfermedades, empezando por trastornos como la obesidad, anorexia y bulimia.

Incluso, existe una subdisciplina llamada “nutrigenética” que se encarga de estudiar cómo las personas pueden llegar a contrarrestar algunas tendencias negativas de salud que vienen dentro de sus genes por medio de la alimentación. De hecho, se trabaja modificando nutrientes en los padres para favorecer que cuando logren fecundar, el bebé esté lo más sano posible.

Gracias a esta parte de la Nutrición, se puede lograr que una pareja que tenga una alimentación adecuada con los nutrientes necesarios de acuerdo a sus necesidades específicas, en 5 meses logre disminuir del 15% al 30% la posibilidad de que su pequeño tenga enfermedades crónico degenerativas como la diabetes, hipertensión y obesidad.

En otros temas, la Nutrición también es muy importante en el ámbito industrial. Aquí, los profesionales de esta rama tienen la responsabilidad de identificar las características de una población laboral, incluyendo el rendimiento que tienen. Ten presente que no es lo mismo trabajar en la alimentación de operadores que están todo el día sentados que en colaboradores que permanezcan parados la mayor parte del día.

También, es importante evaluar cuáles son las horas en las que los trabajadores tienen una mayor carga laboral. Esto por que si, por ejemplo, el personal labora de noche podría sugerirse que consuman pan para obtener energía de reacción rápida; pero, para quienes trabajan de día, lo mejor es aconsejar que consuman fruta, carne, queso fresco, nueces, almendras, aguacate o coco.

En resumen, los nutriólogos pueden colaborar en gran medida para que los empleados logren dar lo mejor de si y conquisten sus metas de una mejor manera. Y, a su vez, esto tiene consecuencias muy positivas para las empresas, puesto que mejorar su productividad y, por lo tanto, sus posibilidades de obtener ganancias.

Para terminar, podemos cerrar mencionando que en los últimos años tener un buen cuerpo y hacer ejercicio se ha convertido en una gran tendencia que está rodeada de mitos y prácticas que no son del todo recomendables cuando no se tiene a un nutriólogo para brindar orientación.

De ahí que estos individuos juegan un papel muy importante al momento de evaluar, por ejemplo, el tipo de suplementos que una persona puede utilizar, la preparación que debe tener un atleta antes de participar en una actividad de alto rendimiento, como un maratón.

¡Listo! Hasta aquí ya hablamos de algunas de las razones principales por las que la Nutrición es importante para todas las personas y el mundo en general. ¿Consideras que se trata de un campo de conocimientos afín a ti y te gustaría resolver algunas de tus dudas sobre éste? En caso de que sea así, ¡escríbenos en la sección de comentarios.

Agradecemos la colaboración de Bruno Mejía Macías, nutriólogo en el programa federal “Médico en tu casa”, para realizar este material.