Estudiar un posgrado como la maestría en Administración les permite a profesionales de diversas áreas desarrollar sus habilidades para la gestión exitosa de empresas.

Si tu objetivo es seguir creciendo, profesional y financieramente entonces, ¡lee hasta el final!

Una maestría en Administración es un programa de posgrado especialmente diseñado para darles a los profesionales herramientas de gestión, administración y liderazgo que les capaciten para dirigir las operaciones dentro de una organización empresarial.

En el presente artículo nos enfocaremos hacia las “salidas” profesionales que tiene un egresado de una maestría en Administración… Es decir, lo que podrías hacer con tu carrera luego de obtener el título y las puertas que podrán abrirse para ti de cara al futuro.

Si esto es lo que estabas buscando al hacer clic, entonces, ¡buena lectura!

4 aplicaciones de una maestría en Administración

Estudiar la maestría en Administración es una vía ideal para acceder a puestos de mayor responsabilidad y calidad, donde tus responsabilidades crezcan en función de tus conocimientos y habilidades estratégicas.

Bajo esa línea de pensamiento, este posgrado tiene muchas posibilidades que se derivan de él y, a continuación, profundizaremos en 4 de ellas.

¡Lee hasta el final!

1. Escalar a puestos de dirección

Puede sonar un poco obvio, pero en realidad la maestría en Administración sirve para formarse como directivo o gerente de una empresa. Quien egresa de ella está capacitado para desempeñar cargos ejecutivos en cualquier tipo de organización.

Una de las habilidades más importantes que este posgrado te enseñará es la toma de decisiones en ese tipo de puesto.

En síntesis, se pretende que el estudiante adquiera una visión general y estratégica de las operaciones de la empresa y, para ello, recibirás conocimientos en materias como:

  1. Recursos humanos: en asignaturas como Entorno Organizacional, y Dirección de Operaciones y Tecnología
  2. Dirección financiera: aprendiendo de asignaturas como Control Presupuestal y Optimización Financiera, y Proyectos de Inversiones
  3. Estrategia: siguiendo los conocimientos de cátedras como Administración Estratégica en los Negocios
  4. Marketing: en asignaturas como Innovación y Desarrollo de Negocios.

Asimismo, aprenderás sobre otras áreas como la gestión empresarial con materias como Entorno Económico en los Negocios, Análisis para la Toma de Decisiones y, por supuesto, Liderazgo y Manejo del Cambio.

Como ves, la primera aplicación que decidimos mencionarte se refiere a aumentar tus posibilidades de dirigir una empresa hacia un mejor futuro.

2. Para empezar tu propio negocio

Muy posiblemente has pensado alguna vez en que un negocio propio te daría la flexibilidad económica y de tiempo que deseas para estar con quienes más te importan. ¡La buena noticia es que con la maestría en Administración esto puede ser realidad!

Un profesional que tenga los conocimientos y habilidades para manejar las operaciones más exigentes de una empresa, está también capacitado para dirigir la suya.

¡Es tu oportunidad de independizarte!

Si llevas un tiempo sin encontrar ese trabajo soñado, es momento de crearlo para ti mismo. Sabemos que el escenario laboral puede ser desalentador, pero con la maestría podrías generar las condiciones financieras para hacer tu vida más sencilla y promisoria.

¿Por qué afirmamos lo anterior? Pues porque gracias a la maestría serás capaz de ejecutar planeaciones de productos, estudios de factibilidad económica, diseño de modelos de negocio, análisis de competitividad y estudios de productividad, factores esenciales en cualquier negocio.

Emprender no será complicado luego de egresar de este posgrado y, gracias a tus conocimientos, te convertirás en una persona más autónoma y resiliente.

Económicamente, un título de maestría también puede darte nuevas posibilidades financieras, pues avala ante posibles inversionistas tu preparación.

3. Ser codiciado por el mercado

Uno de los miedos más recurrentes en los profesionales del hoy es quedarse sin trabajo, o peor, quedarse obsoleto para el mercado laboral.

Con una maestría en Administración estarás prácticamente destruyendo esa posibilidad, ya que si bien es cierto que una máquina puede llevar la contabilidad de una empresa, jamás podrá tomar las decisiones en gestión de recursos humanos, estrategias o planeación.

Precisamente son estos los conocimientos que lograrás con esta maestría. Así, gracias a ellos siempre serás una pieza codiciada por reclutadores y directivos de empresas.

Recuerda algo: el conocimiento genera prestigio y es un aspecto muy tomado en cuenta a la hora de ser considerado por las organizaciones.

Según el portal del Instituto Mexicano para la Competitividad, únicamente el 6.6 % de los profesionales del área de la Administración poseen un posgrado. ¡Esto te muestra la gran oportunidad que hay de destacar!

4. Oportunidades en el extranjero

Si lo anterior no es suficiente para decidirse a empezar la maestría en Administración, este dato puede ser decisivo: este posgrado le permite a cualquier egresado generar posibilidades de internacionalización.

Si uno de tus objetivos es cambiar de región, irte a grandes ciudades y viajar por el mundo asesorando o trabajando para empresas de talla mundial, ¡es tu oportunidad!

Las habilidades que se aprenden en esta maestría pueden aplicarse para cualquier tipo de entidad, en cualquier parte del mundo. Si bien los mercados no siempre son iguales, y la cultura incide mucho en las operaciones de una organización, la gestión, la planificación y la estrategia son extrapolables.

Este es, sin duda, un aspecto que le da un gran atractivo a esta maestría. Y es que la globalización ha derrumbado los límites geográficos y muchas compañías buscan a expertos que puedan administrar sus negocios y operaciones en otras latitudes.

¡Ya sabes qué puedes hacer con una maestría en Administración!

Con la información que recibiste ya estás más que preparado para tomar la decisión sobre estudiar un posgrado como la maestría en Administración.

Como vimos, se trata de una oportunidad ideal para los profesionales que quieran adquirir nuevos retos, mejores posibilidades y una mayor proyección financiera y laboral.

¿Es este tu caso?

¿Qué te ha parecido el material? Si crees que fue de utilidad o tienes algún comentario para compartir, ¡no dudes en hacerlo!