Estudiar un posgrado es una idea que pasa por la mente de todo profesional en algún momento.

Si ese es tu caso, debemos decirte que apuntarte a este tipo de programas académicos de alto nivel sí representa una muy buena decisión.

Al hacerlo disfrutarás de múltiples beneficios y te acercarás a un prometedor futuro como profesional mediante la profundización de tus conocimientos y aumentando tu credibilidad.

Para que lo comprendas mejor, en las siguientes líneas listaremos una serie de razones por las que sí vale la pena cursar un posgrado en estos momentos.

¡No te apartes!

1. Acceso a mejores salarios

Estudiar un posgrado es sinónimo de mejores oportunidades económicas para tu vida y la de tu familia.

Una de las grandes ventajas de hacerlo es que tendrás grandes posibilidades de acceder a salarios con remuneraciones más atractivas que la actual.

De hecho, diferentes investigaciones confirman que al completar una maestría, un programa de posgrado al que puedes ingresar con tan sólo poseer una licenciatura, mejorarás tu nivel de ingresos de manera sustancial.

Un estudio del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), basado en información de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), reflejó que las medias salariales de los profesionales de la mayoría de los sectores ascienden cuando tienen una maestría.

Por ejemplo, los expertos en educación experimentan, en promedio, un incremento de salario de 50 %, colocándose el ingreso medio en $14,746.

Otros sectores profesionales que ofrecen importantes aumentos salariales al obtener una maestría son los siguientes:

  • Salud pública: 150%
  • Administración de empresas: 79 %
  • Finanzas: 127%
  • Derecho: 64%
  • Contabilidad: 79%
  • Psicología: 65%
  • Tecnologías de la información: 39%
  • Comunicación y periodismo: 82%
  • Medicina: 44%

En general, los licenciados que estudian y culminan programas de maestría disfrutan, en promedio, de un aumento de salarios superior al 64%.

Asombroso, ¿cierto?

2. Acceso a puestos de gran relevancia

Si eres una persona con ambiciones positivas, que apunta al desarrollo profesional y personal en todo momento, cursar un posgrado te resultará de gran ayuda.

En el campo laboral, esta valiosa experiencia académica puede ayudarte a escalar posiciones dentro de la organización en que te desenvuelvas, llegando a los cargos de mayor relevancia, que, por supuesto, también son los mejor remunerados.

Si tomamos como referencia el mundo de la educación, podemos ver que un profesional que curse una maestría o especialidad puede darle un mayor atractivo a su perfil y convertirse en candidato para coordinar y dirigir las instituciones académicas desde un plano general.

¡Lo mismo sucede con todas las profesiones! Aquellos que cursan posgrados desarrollan cualidades asociadas con el liderazgo, la supervisión y la planeación, a la par que profundizan sus conocimientos en áreas claves, por lo cual son los más indicados para desempeñar las mayores responsabilidades a nivel de decisión.

Por supuesto, eso no quiere decir que con tan sólo culminar una maestría o especialidad obtendrás un sorprendente aumento. También es importante que te esfuerces al máximo en el trabajo y que transformes todos los conocimientos adquiridos en aportes palpables para tu entorno, que den muestra de tu gran efectividad.

3. Ventaja competitiva

Esto va más allá de los conocimientos y habilidades que adquirirás para tu perfil de liderazgo y gerencia.

Nos referimos a que cursar un posgrado te colocará en un grupo selecto, pues realmente son pocos los profesionales que dan este valioso paso.

Según el observatorio laboral, sólo el 17% de los profesionales cuenta con estudios de posgrado.

Además, si tomamos como referencia a toda la población de entre 25 y 64 años, apenas el 1 % cuenta con una maestría y ni siquiera el 1 % posee un doctorado.

Esto permite inferir que poseer un título de posgrado te permitirá diferenciarte y te dará una gran ventaja competitiva.

Sin duda, estudiar una maestría, especialidad o doctorado en México es un lujo, así que ¡no pierdas la oportunidad!

Y aunque representa una importante inversión, como ves, te colocará en un lugar especial como profesional y le dará un giro positivo a tu vida.

Para que puedas emprender este paso, valora alternativas de financiamiento y, también, evalúa las opciones de beca que otorgan las principales universidades del país.

También, muchas de ellas cuentan con flexibles esquemas de pago, que no impactarán en gran medida tu bolsillo.

4. Posibilidad de hacer networking

No cabe duda de que los contactos y conocidos ayudan mucho en el entorno laboral profesional.

Entre otras cosas, pueden comentarte sobre oportunidades de trabajo, tomarte en cuenta para determinados proyectos y, en general, contribuir con tu desarrollo personal y profesional.

Para construir esta red de contactos valiosa, debes hacer lo que se conoce como networking, que puede catalogarse como las clásicas relaciones públicas orientadas al ámbito profesional y empresarial.

Lógicamente, un posgrado es el entorno ideal para desarrollar esta estrategia, pues diariamente interactuarás con profesionales de tu mismo sector.

Además, los profesores y académicos son valiosos contactos para incluir a tu red, ya que se trata de expertos con larga trayectoria que suelen gozar de reconocimiento en el ambiente profesional.

Para que puedas aprovechar al máximo esta experiencia académica para hacer networking, pon en práctica tus habilidades sociales y sé abierto a conocer e interactuar con otras personas.

Por otro lado, es importante que valores el networking como un proceso de colaboración mutuo. Así como tus contactos pueden servirte de conexión hacia una gran oportunidad, tú también debes ayudarlos y suministrarles información valiosa para sus vidas profesionales.

5. Posibilidad de medir competencias y habilidades

Como mencionamos anteriormente, al estudiar un posgrado te encontrarás con muchos otros profesionales de tu misma área.

Esto hace que resulte una muy buena oportunidad para medir y comparar tus capacidades y habilidades como profesionista.

Con esto no queremos decir que debas competir con tus compañeros ni nada parecido, sino que seas observador y visualices las diferencias de tu perfil de conocimientos con respecto al de los demás, para que identifiques en cuáles áreas debes mejorar y, también, en qué aspectos o factores destacas o eres más experto que el promedio.

Así podrás trabajar en tus debilidades y usar tus fortalezas para destacar.

6. Posibilidad de desempeñarte en el campo que más te apasiona

Éste es uno de los aspectos más importantes de estudiar un posgrado.

Si bien el dinero siempre es una prioridad, sobre todo para quienes tienen grandes responsabilidades familiares, es importante no olvidar que para disfrutar de bienestar se necesita mucho más que estabilidad económica. Hay una gran recompensa en hacer lo que uno quiere.

Otra de las cosas claves para sentirse pleno y satisfecho es cumplir con labores y trabajos que realmente generen pasión y tengan un significado importante.

Afortunadamente, cursar un posgrado te ayudará a especializarte en aquella área de tu profesión que más te interesa y en la cual te sientes realmente cómodo y a gusto.

Por ejemplo, si eres educador y tu gran pasión es planear y desarrollar los planes de estudios, puedes optar por maestrías y especialidades relacionadas con el diseño de programas curriculares.

A través de este tipo de posgrados aprenderás cuáles son los criterios claves para construir un plan académico, de qué manera evaluar los factores del entorno y cómo identificar las necesidades educativas relevantes para los alumnos, entre otras cosas.

7. Apertura de “puertas” profesionales en el extranjero

Uno de los anhelos de muchos profesionales de hoy es trabajar en el extranjero, ya que representa un gran atractivo para el currículo y representa una de esas experiencias inolvidables de la vida laboral.

Si éste es uno de tus sueños, estudiar un posgrado resulta una muy buena idea, pues mientras mayor sea tu nivel de capacitación, más posibilidades tendrás de incursionar con éxito en el mercado laboral de otro país.

Tomando en cuenta esto, es importante que egreses de un programa académico oficial y reconocido por las autoridades, ya que de esa manera no tendrás problemas para certificar legalmente tus documentos académicos.

Así, tus certificados serán reconocidos en el país al que apuntes y podrás trabajar de manera legal y transparente, algo clave para poder aspirar a salarios realmente atractivos y a las mejores oportunidades.

8. Actualización de conocimientos

Es sorprendente el ritmo de la innovación y los cambios de tendencias en los años recientes.

Seguramente muchos ámbitos han cambiado mucho desde tu época universitaria hasta estos momentos.

Hoy, existen herramientas tecnológicas y prácticas profesionales que, probablemente, no conociste cuando estudiaste tu carrera universitaria, pero que estarán presenten en el plan de estudios de posgrado que selecciones.

Esto nos permite afirmar que cursar una maestría o especialidad es una forma de actualizar los conocimientos y el perfil profesional, desarrollando tu capacidad competitiva para los tiempos de hoy.

Entre otras cosas, en un programa académico de posgrados te encontrarás con materias y objetivos de estudio que profundizan en las tecnologías de la información y en su uso para optimizar labores y prácticas profesionales.

9. Posibilidad de cursar un doctorado

Si cursas un doctorado llegarás a la cima del universo académico, pues se trata de uno de los mayores grados académicos al cual puede acceder un profesional.

Precisamente, para tener la posibilidad de estudiar un doctorado, muchas universidades demandan que antes se cuente con un título de maestría o especialidad.

Entonces, el estudio de un posgrado de este tipo es el próximo paso que necesitas dar para llevar tu formación profesional al más alto nivel y completar el ciclo académico, algo que, como ya hemos mencionado, muy pocas personas tienen la posibilidad de lograr.

10. Mayor capacidad de emprendimiento

Los posgrados se caracterizan por ampliar los conocimientos de los profesionales y especializarlos mucho más en áreas claves de sus sectores.

Esto hace que los profesionistas adquieren herramientas prácticas, metodológicas y conceptuales que los hagan capaces de emprender sus propios proyectos de manera exitosa y viable.

Además, no olvidemos que los posgrados le dan una gran importancia al liderazgo, una cualidad esencial para quienes anhelan emprender y ser sus propios jefes.

11. Mayor capacidad de independencia profesional

Aparte de la capacidad de emprender, un posgrado te dará mayor posibilidad de desempeñar el libre ejercicio, prestando tus servicios de manera independiente y privada.

Y es que al alcanzar este nivel de estudios serás un verdadero especialista, con el perfil ideal para ofrecer consultoría y asesoría a terceros.

Además, tendrás la credibilidad suficiente para que otras empresas y personas confíen en ti y estén dispuestas a convertirse en tus clientes y pagarte por tus servicios profesionales.

12. Atractivo retorno de inversión

Ya mencionamos que los posgrados se caracterizan por incrementar de manera sustancial el ingreso promedio de los profesionales, lo que nos hace concluir que este tipo de programas académicos tienen un excelente retorno de inversión.

El dinero que destines a ellos lo recuperarás gracias al acceso a mejores salarios y oportunidades de trabajo.

A la vez, mejorar tu nivel de ingresos se traduce en muchos otros beneficios financieros para ti y tu familia, como mayores posibilidades de acceso a créditos y financiamientos y la posibilidad de construir un sólido patrimonio.

13. Desarrollo de una visión crítica y reflexiva sobre la profesión

Estudiar un posgrado no sólo ampliará tus conocimientos. También te permitirá desarrollar una visión crítica y reflexiva sobre tu propio quehacer profesional.

Estos programas académicos de alto nivel se enfocan en darle una mayor capacidad de análisis al alumno, para que pueda determinar la realidad de su profesión e identificar cuáles son sus principales necesidades y en qué ámbitos necesita desarrollo e innovación.

¡Eso es todo! Ya sabes cuáles son 13 de las razones fundamentales por las que, efectivamente, estudiar un posgrado vale la pena.

Para dar este paso beneficioso para tu vida, elige una institución reconocida, con programas académicos oficiales y con profesores de calidad y con gran experiencia.

También es muy importante que analices con minuciosidad cuál es el posgrado que te conviene, tomando en cuenta tu trayectoria profesional, intereses y objetivos.

¿Este material cumplió con tus expectativas? Nos encantaría conocer tu opinión acerca de los posgrados como vía para la superación académica y profesional. Por ello te invitamos a que nos escribas en la casilla de comentarios. ¡Tu punto de vista es muy importante!