Los problemas de aprendizaje en niños han sido muy estudiados en los últimos años y es importante que tanto los especialistas como el ciudadano común sigan aprendiendo sobre estos.

Sólo así es posible promover ambientes en los cuales los pequeños y jóvenes con estas características se sientan a gusto y puedan desarrollarse académica y socialmente de manera satisfactoria.

Dicho esto, a continuación explicaremos de qué tratan 3 de estos problemas que, si bien dificultan el aprendizaje, no impiden del todo el desarrollo académico y personal en general.

¡Veamos!

1. Dislexia

Se trata de un trastorno de aprendizaje en el que los pequeños experimentan dificultades para leer y, en consecuencia, para escribir.

Un maestro e, incluso, los padres pueden detectarlo desde muy temprana edad, durante la época de jardín infantil o, a más tardar, en el primer grado.

Es muy común que los niños que tienen dislexia confundan letras que cuentan con elementos visuales parecidos, como la “b” y la “d”, por ejemplo.

Sucede lo mismo con los números. Una de las confusiones más comunes es la del “6” con el “9” o viceversa.

Afortunadamente, la mayoría de los niños supera estos problemas luego de los 7 años, por lo cual es clave no presionarlos de más en la temprana edad y comprender que su proceso de aprendizaje de lectura y escritura es muy exigente.

2. TDHA

Estas son las siglas de trastorno por déficit de atención e hiperactividad, uno de los problemas de aprendizaje en niños más estudiados y diagnosticados.

La Academia Americana de Pediatras estima que entre el 4 % y el 12 % de los niños en edad escolar tengan TDHA, un trastorno que merma el rendimiento académico, pero que no impide superar los diferentes niveles educativos.

Los expertos consideran que este problema es de carácter neurobiológico. Como su nombre lo refleja, los niños que cuentan con éste tienen dificultades para prestar atención y son hiperactivos, pudiendo ser impulsivos en muchos casos.

A diferencia de la dislexia, este trastorno no es superado en la mayoría de las ocasiones, por lo cual es necesario brindar seguimiento y tratamiento psicológico y psicopedagógico continuo para mitigar los impactos y ayudarlos a desarrollarse de forma satisfactoria.

3. Discapacidad de la memoria y el procesamiento auditivo

Es uno de los problemas de aprendizaje en niños (y también en adolescentes) que más dificulta la adaptación y el aprovechamiento del proceso educativo.

Es importante no confundir el mismo con daños o problemas en la capacidad auditiva. En este caso, los niños y jóvenes escuchan con normalidad, pero a veces no logran comprender las palabras o sonidos debido a un mal procesamiento.

Sumado a esto, experimentan dificultades para recordar ideas, frases o tan sólo una palabra en específico.

¡Perfecto! Ya conoces 3 de los problemas de aprendizaje en niños más comunes y estudiados.

Recuerda: ninguno de estos impide que los niños puedan tener una vida académica marcada por el progreso y el desarrollo. Simplemente, es necesario un esfuerzo extra.

¿Te gustó este contenido? De ser así, quizás haya en ti un pedagogo. ¿Qué tal? Te invitamos a que leas otro artículo de nuestro blog para que determines si ésta es una profesión ideal para ti: ¿Cómo saber si tienes el perfil indicado para estudiar una licenciatura en Pedagogía?