Una de las cosas que se aprenden en la carrera de Derecho son los diferentes tipos de delitos contemplados en nuestra legislación.

Los abogados conocen, de forma específica, las características y elementos jurídicos de los mismos, de acuerdo a las estipulaciones del Código Penal y las leyes de la nación en general.

Si te llama la atención el mundo del Derecho, pero no quieres esperar hasta convertirte en un abogado para saber sobre este tema, ¡no tienes de qué preocuparte!

Precisamente, en las siguientes líneas te explicaremos de qué tratan los diferentes tipos de delitos y a cuáles acciones hacen referencia.

1. Homicidio

El homicidio es un tipo de delito que forma parte de aquellos clasificados como “grave”, que generalmente acarrean condenas carcelarias.

A su vez, existen diferentes clases de homicidios, como:

Doloso

Al estudiar Leyes verás que muchas veces la palabra “doloso” es utilizada como un sinónimo de “intencional”. Hace referencia a la voluntad de cometer un acto delictivo a sabiendas de su ilicitud.

Entonces, este delito no es más que aquel en el que el criminal tiene la intención de acabar con la vida de alguien.

Cuando el agresor no consigue su objetivo, este delito pasa a calificarse como “homicidio doloso en grado de tentativa o frustrado”.

Culposo

Es el contrario al doloso, es decir, aquel en el cual el homicida no tenía intención de causar la muerte.

Existen dos formas de homicidio culposo, también llamado negligente: la primera, cuando un individuo sabe que una determinada acción puede causar la muerte de otro, pero la realiza creyendo poder evitarlo y la segunda, cuando simplemente ignora que la acción que llevará a cabo producirá el fallecimiento de alguien.

Cuando el homicidio culposo corresponde al primer caso, las penas suelen ser mayores.

Es importante no confundir estas clases de homicidios, especialmente el doloso, con el asesinato. Sí, éste es otro tipo de delito, como verás a continuación.

2. Asesinato

El asesinato tiene patrones muy parecidos al homicidio doloso, pero existen diferentes elementos que lo diferencian desde el punto de vista jurídico.

Este delito, al que también se le puede llamar homicidio calificado, se produce cuando el agresor provoca un acto de muerte bajo una de estas circunstancias o todas éstas:

Alevosía

Ocurre cuando este delito se lleva a cabo con premeditación, provocando una situación en la cual la víctima está desamparada o en inferioridad y no puede defenderse.

Ensañamiento

Hace referencia a la intención del agresor de aumentar el dolor y sufrimiento de la víctima.

Concurrencia de precio

No es más que el haber realizado una especie de cobro a cambio de provocar la muerte de alguien.

3. Traición a la patria

Aunque no es un tipo de delito común por el que constantemente son procesados penalmente diferentes individuos, la traición a la patria es uno de los más señalados en el Código Penal y la legislación en general.

Entre las clases de traición a la patria encontramos:

Hostilidad

Una persona es considerada hostil y “traidora a la patria” cuando priva la vida de un ciudadano dentro del país para entregarla a un Gobierno extranjero o cuando simplemente participa en acciones bélicas contra la nación.

Invasión

Engloba a aquellos individuos acusados de formar parte de grupos armados que operen dentro de la nación con la finalidad de ayudar a otro Gobierno a invadirla, sin que haya una declaración de guerra oficial.

Encubrimiento o colaboración

Hace referencia a ayudar o encubrir a espías u otro actor extranjero que tenga intereses y planes que afecten a la nación, específicamente su soberanía, independiente e integridad territorial.

Rebelión

Existen diferentes acciones que son consideradas rebelión por las autoridades mexicanas, como organizar conflictos armados dentro del país con ayuda de actores externos o invitar a otro país a levantarse en armas contra México.

4. Robo

Este tipo de delito consiste en apropiarse de los medios, recursos y bienes de otros por medio de la intimidación o la fuerza. Sus principales clases son:

Robo con fuerza en las cosas

Es aquel en el cual uno o varios individuos perjudican bienes ajenos o vulneran elementos de seguridad para competer un robo.

Un ejemplo típico es romper una pared, cerradura o ventana para ingresar a una casa y tomar un bien ajeno.

Robo con violencia o intimidación

En esta clase de robo, la víctima es agredida o intimidada por el criminal.

Un caso clásico es el famoso robo a mano a armada, en el cual el delincuente utiliza un arma de fuego como medio de intimidación para despojar de un bien a otra persona.

5. Hurto

Este es otro de los tipos de delitos sobre el que existe confusión, pues muchas personas piensan que es lo mismo que el robo.

Jurídicamente, el hurto se diferencia del robo en que no se aplica la fuerza ni métodos de intimidación para apropiarse de algo ajeno.

Entre los tipos de hurto están:

Hurto simple

Es la apropiación de un bien sin el consentimiento de su dueño, y también sin que se aplique fuerza en las cosas ni intimidación o agresión.

Hurto agravado

En el mundo de las leyes, un agravamiento implica aumento de la culpabilidad. En este caso, producto de que la persona que realiza el hurto aprovecha la confianza o cercanía que tiene con la otra.

¡Listo! ¿Nos acompañaste hasta aquí? Entonces, ya conoces 5 tipos de delitos que todo abogado comprende.

Eso sí, el mundo de las leyes es muy amplio y aún te falta muchas cosas por aprender.

Por ese motivo, si realmente quieres ser un experto en el sistema jurídico mexicano, estudiar Derecho es tu mejor alternativa. Te sorprenderás de lo rica y amplia que es la formación de esta carrera.

¿Te gustó este contenido? Si quieres comentarnos tu punto de vista acerca de esta lectura o necesitas que te aclaremos alguna duda sobre uno de los delitos que explicamos, ¡no olvides que puedes escribirnos en la casilla de comentarios!